El ariete galo y el arquero tico fueron los encargados de llevar al Real Madrid

Madrid, España. Otra vez sufriendo en casa, otra vez sin mostrar su mejor futbol... como sea, el Real Madrid está en la Final de la Champions League por tercera edición consecutiva.

El conjunto merengue se instaló en Kiev luego de igualar 2-2 ante el Bayern Múnich, que se quedó a un gol de empatar el global y dejar en el camino a los blancos, juego Roma vs Liverpool por Fox Sports.

El cuadro de Zinedine Zidane no aprendió del 3-1 que la Juventus le propinó en casa y que los dejó al borde de la eliminación, pues otra vez con gol de vestidor al 3´ la visita se fue al frente por conducto de Joshua Kimmich quien aprovechó un rebote para poner el 1-0.

Pero después de verse abajo llegó la noche de la reconciliación del delantero Karim Benzema y del guardameta Keylor Navas.

El ariete galo y el arquero tico fueron los encargados de llevar al Real Madrid a Kiev. Benzema igualó de cabeza los cartones al 11´ y al primer minuto del complemento le dio la ventaja momentánea a los de casa aprovechando un grave error de Sven Ulreich.

Llegaba el momento del costarricense para lavar el error que le dio vida a la Juve en Cuartos. Aunque recibió el empate de James Rodríguez al 63´, Navas fue una muralla en los minutos finales con tres atajadas claves que le salvó el pellejo al cuadro madridista, Fox Sports en vivo.

Al igual que la campaña pasada, los bávaros no pudieron con el Real Madrid y llegó a cinco eliminaciones consecutivas en manos de un cuadro español; mientras que el conjunto merengue ya sueña con la decimotercera Orejona aunque aún falta por conocer a su rival del próximo 26 de mayo que se decide este miércoles entre la Roma y el Liverpool.